El armazón empresarial es algo que se encuentra en continuo cambio y evolución, este mismo cambio ha dado a surgir una inestabilidad en todos sus campos, la comunicación con los clientes no es la excepción, cada vez es más difícil generar relaciones de confianza con nuestros clientes,  esto es un punto débil en cualquier empresa.

Existen pymes y empresas que gozan de una gran calidad o de un producto  innovador, pero a la hora de comunicarse con sus clientes son un total desastre, esto normalmente se debe a la inexperiencia y al miedo escénico cuando se presenta el producto, esto es algo que no atrae a los clientes y los deja con una visión mediocre de nuestra empresa.

Si existe un punto determinante para los clientes es el precio ya sea de un producto o servicio, tener precios que sean acordes al mercado es algo que te puede posicionar bien y que además te trae buena propaganda, pero si tu base no es el precio, con más razón deberías prestar atención a tus clientes, saber qué es lo que quieren, como lo quieren y cuanto están dispuestos a dar son factores  que te serán muy útiles pero que son imposibles de conseguir sin una buena comunicación con tus clientes.

Otra estrategia que te puede ayudar a comunicarte con tus clientes es estar inmerso en lo que les gusta, para esto resultan muy útiles las plataformas como las redes sociales, en esta puedes ver y medir todo lo que buscan tus clientes, esta estrategia también te permite proponer cambios e ideas nuevas que mantengan a tu empresa a la vanguardia del mercado, recuerda que siempre es bueno que tus clientes vean tu interés por ellos y por sus opiniones, te en mente que que el cliente siempre tiene la razón.