¿Estas listo para emprender?

¿Que es una Franquicia?

Antes de convertirse en emprendedores, muchas personas se preocupar por si tienen lo que se necesitas para serlo. Si este eres tú, no te preocupes más. Yo creo firmemente que cualquier persona con el deseo y la iniciativa puede ser un emprendedor. Y por el solo hecho de estar leyendo este blog en este momento, es muy probable que tengas el deseo y la iniciativa, así que vamos bien.

Pero solo por el hecho de que puedas ser emprendedor no significa que ahora es el momento correcto para dar el gran paso. Este post, al igual que otros que vendrán mas adelante, te ayudarán a determinar si ya estas listo para el emprendimiento o si es mejor esperar un poco mas.

Las personas vienen al camino del emprendimiento desde diferentes direcciones. Algunos desde que salen del colegio o después de un periodo de inactividad (criando a los hijos, retiros forzosos, falta de oportunidades laborales etc.) o simplemente porque la idea de la jubilación a los 65 o 70 años les resulta repugnante.

La mayoría, sin embargo, llegan desde la fuerza laboral: renuncian a un trabajo de tiempo completo para empezar su negocio. Pero esta no es siempre la mejor opción porque esto del emprendimiento no es para tomarse tan a la ligera. Es necesario saber con certeza que ahora es el momento para empezar.

Lo primero, así pues, es hacerse a uno mismo ciertas preguntas a manera de auto evaluación: tengo suficiente dinero para sostenerme y a mi familia mientras mi nuevo negocio empieza a producir ganancias? si tienes una familia, están ellos listos para esto? hay alguna necesidad de un producto o servicio como el mio? Nota: si tienes familia, asegúrate de que ellos entiendan los sacrificios emocionales y económicos que un negocio requiere. Cuando tu familia no apoya tu negocio, o no está totalmente de acuerdo, va a ser muy difícil hacerlo funcionar. Si tu familia no esta lista, este podría no ser el momento adecuado para convertirte en emprendedor.

No basta solo con sentir esa fuerza y esa motivación que un nuevo proyecto generalmente trae consigo, sino que también, después de darnos cuenta de que estamos listos, hace falta conseguir el capital para empezar y el capital de trabajo por un periodo de tiempo, generalmente 3 a 4 meses.

La fuente principal de financiación de los negocios son fondos personales de el(los) emprendedor(es) y de amigos o familiares. Pero llevado a un extremo, se podría decir que se esta realmente listo y decidido, al menos mentalmente, cuando uno sea capaz de decir “hipotecaría mi casa y vendería mis pertenencias para conseguir el capital inicial para empezar mi negocio. Todo esto por la recompensa a largo plazo que me merezco”. Ojo!! No estoy recomendando de ninguna manera que hagas esto, pero es así como muchos han empezado.

¿Que motiva a los potenciales emprendedores a dejar de soñar despiertos y barajar su idea de negocio y empezar a hacer algo al respecto?

Muchos piensan que es un solo incidente – como ser despedido o no ser tenido en cuenta para un ascenso- lo que da el ímpetu de convertirse en su propio jefe, pero mas allá de eso, los expertos están de acuerdo en que son mas bien una serie de frustraciones que llevan al empresario.

El deseo fundamental de controlar sus destinos se ranquea alto en la lista de razones. Y esta necesidad es tan fuerte que algunos emprendedores sacrificarían su familia, futuro y carreras para ser sus propios jefes. Incapaces de sentirse completamente llenos trabajando para alguien más, estos individuos no pueden ser felices siguiendo los planes y tomando órdenes de otras personas.

Además, las oportunidades llegan en muchos disfraces y desde muchos ángulos y es cuestión de tener los ojos bien abiertos para no dejarlas escapar. Puede ser cuando un cliente potencial empiece a llamarte directamente, o tal vez cuando un negocio en tu barrio, ciudad o pueblo empiece a fallar y tú sabes que puedes hacerlo funcionar. O tal vez sientes que tienes mucho potencial y mucho por dar pero tu jefe actual no sabe como ayudarte a explorarlo. O estas trabajando por menos del salario acorde con tu potencial o tus habilidades. O no estas usando tus talentos completamente. Tal vez hay una necesidad de un producto o servicio que tú puedes proveer. O simplemente has encontrado la mejor manera de hacer algo.

Sea cual sea tu caso y tu idea de negocio, es mejor saberse listo desde el principio para enfrentar esta responsabilidad de convertirte en tu propio jefe. Las preguntas planteadas en este post, así como otras mas que vendrán mas adelante, te ayudarán a definir con certeza si es ahora el momento justo para empezar a emprender.