Saltar al contenido

Invertir en fondos de inversión guía paso a paso

Antes de invertir en fondos de inversión, debemos saber qué es un fondo de inversión. Un fondo de inversión es una agrupación de capital aportado por personas, y que es invertido por una sociedad administradora.

Esa sociedad invierte ese capital para sacarle un rendimiento. La sociedad debe estar reconocida y autorizada por los órganos competentes, en el caso de España, la CNMV. Suelen ser instituciones financieras o bancos.

La custodia de los activos adquiridos por el fondo, corre cargo de la entidad gestora. Esa entidad es responsable de la custodia del patrimonio del fondo, tanto en forma de capital como de activos.

Un fondo de inversión puede ser administrado y gestionado por una misma sociedad. Pero es importante entender que una sociedad gestora y administradora no es lo mismo.

Antes de invertir en fondos de inversión es necesario saber dónde recae el riesgo. El riesgo que comporta invertir en fondos de inversión es compartido por todos los participantes.

El precio de las participaciones del fondo se calcula de forma sencilla. Se obtiene dividiendo el valor del patrimonio, entre el número de participaciones.

Invertir en fondos de inversión

Para invertir en fondos de inversiones puedes hacerlo mediante una entidad financiera. Muchas entidades financieras te permiten contratarlo vía online o desde las oficinas. Estas entidades te ofrecen un amplio abanico de fondos, en función del riesgo y de los activos invertidos

Para cualquiera que quiera invertir en fondos de inversión, le interesa saber qué tipos de fondos hay.

Fondos monetarios

Se caracteriza por invertir en activos del mercado monetario. Activos de mercado monetario son pagarés, letras, etc. El fondo, en este caso, se beneficia de las variaciones al alza de los tipos de interés. Al invertir en esos activos, se considera que el riesgo de inversión es bajo. Estos fondos tienen inversiones a corto, medio y largo plazo. Invertir en fondos de inversión monetarios sería como invertir en deuda, pagarés, etc.

Fondos de renta fija

Son fondos que evitan invertir en activos de renta variable. Se invierte el capital en activos que van a dar un rendimiento seguro. Algunos ejemplos serían inversiones hechas en deuda de patrimonio público o privado. Se invierte como mínimo a medio plazo.

Fondos de renta variable

Invertir en fondos de inversión de renta variable significa invertir en activos de renta variable. Como característica, tienen una exposición mínima del 75% en renta variable. Por renta variable entendemos todo aquello cuya rentabilidad puede variar, por ejemplo, el precio de una acción. Debido a la exposición a la renta variable, se considera una inversión de riesgo medio.

Fondos mixtos

Invertir en un fondo mixto, significa destinar parte del capital a renta fija y otra parte a renta variable. Hay dos tipos de fondos mixtos. Los fondos de renta fija mixta, donde menos del 30% del capital se destina a renta variable. Fondos de renta variable mixtos, donde la exposición a la renta variable es inferior al 75% y mayor del 30%. Es evidente que a mayor exposición a la renta variable, mayor riesgo.

Fondos de gestión pasiva

Son fondos que invierten el capital en acciones de un índice en concreto, intentando emularlo. De esa manera, invertir en un fondo de inversión de gestión pasiva, es similar a la inversión en un índice. La gran ventaja de este fondo, es que aseguran una amplia diversificación del capital.

Como todo el capital se invierte en valores de un mercado, su exposición a la renta variable es total. Eso significa que es recomendable invertir en un fondo de inversión de gestión pasiva que tenga el capital en un índice alcista.

Fondos total o parcialmente garantizados

Son fondos que aseguran el retorno del capital invertido o parte de éste en una fecha determinada. El fondo tiene una cotización, como cualquier otro fondo. Esa cotización no afecta a la fecha de vencimiento si el valor es inferior. Si el valor es superior, afecto positivamente.

Ventajas de invertir en fondos

Por último te recomendamos que veas las ventajas que tiene invertir en fondos de inversión:

  1. No son necesarias grandes cantidades de dinero para realizar una inversión.
  2. Es fácil operar con fondos de inversión.
  3. Son instrumentos que están muy regulados.
  4. Están gestionados de forma profesional y por profesionales.
  5. El riesgo viene determinado por el fondo que se elija.