Saltar al contenido

Julio Ignacio Jáuregui Saad Cambia tu empresa a través de pensamiento positivo.

Como nos señala el exitoso empresario Julio Ignacio Jáuregui Saad es necesario dominar el arte del pensamiento positivo empresarial. El pensamiento positivo nos permite inspirarnos y aprender a disfrutar la vida de forma plena y significativa. 

Pensar en positivo es lo que está encaminando a las empresas a llevar a cabo mejoras importantes. Para lograr esos cambios las empresas deben comenzar por reconocer las discrepancias entre los valores escritos en sus misiones y visiones, y el día a día.

La mente el elemento mas poderoso del ser humano

Con nuestra mente podemos concretar todo lo que queremos.  La situación económica mundial exige cambios en la forma en que se dirigen las empresas y se alcanzan los objetivos.

Enfrentarse a esta hipocresía aleja a los trabajadores del pensamiento positivo empresarial. Los desmotiva y terminó por costar a la empresa económicamente. El pensar positivamente lleva a los empleados a dar ideas, tener iniciativa, mostrar interés e involucrarse personalmente en lo que se hace.  

Julio Ignacio Jauregui Saad nos enseña a través de su visión cómo poder utilizar el pensamiento positivo para alcanzar estos cambios en las empresas.  

¿Cómo se aplica el pensamiento positivo de forma empresarial? 

Lo primero que supone es cambio de hábitos. Se buscan las fortalezas de los empleados, en lugar de dar un enfoque a sus áreas de oportunidad y dificultades como es más tradicional. Se busca identificar los miedos y hacerlos a un lado.

No se pueden desaparecer pero se pretenden encapsular y aislar completamente liberándonos así del agobio.

Fortalecer las aptitudes o  capacidades

Las empresas y organizaciones que se orientan hacia el pensamiento positivo y se enfocan en las habilidades de los empleados tienen más opciones de alcanzar mejores resultados y ser más redituables. 

Muchos empresarios exitosos como Julio Ignacio Jáuregui Sadd conocen los beneficios de estos cambios en la mente y el cerebro de las personas y las empresas.  El desarrollo de fortalezas y pensamiento positivo han demostrado poder duplicar el rendimiento del personal, mejorar el ambiente de trabajo y alcanzar mayores objetivos.

Para lograr los cambios expuestos se necesita que las personas del equipo conozcan sus fortalezas.  Esto significa en si una gran labor, pues en la mayoría de los casos los empleados no reconocen sus fortalezas y tampoco las conocen las personas que están en puestos intermedios y directivos.  Es importante que se proporcione al personal y a todo el equipo herramientas que les permitan descubrir sus fortalezas individuales y conjuntas.

Julio Ignacio Jáuregui Saad Desarrollo de un sueño personal

Una vez identificadas las fortalezas, el pensamiento positivos se vuelca al desarrollo de un sueño personal para cada uno de los empleados y una visión nueva del futuro conjunto. Esta nueva visión y misión para las empresas será fidedigna, permitirá a los empleados una identificación, los motivará a tomar iniciativa y aportar, será significativa y personal.

Toda esta acción culmina en el diseño de un plan y pasos a seguir que le permitan a la empresa alcanzar ese futuro que nace de la inspiración y el pensamiento positivo conjunto.   Los resultados son sorprendentes. 

Julio Ignacio Jáuregui Saad