1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Cómo evitar confundir una franquicia con una afiliación

Muchas personas hoy en día, aún no tienen claro la diferencia entre una franquicia y una afiliación pagada.

Empecemos por lo más fácil, una afiliación consiste en registrarse en un sistema privado para recibir bonificaciones o comisiones por alguna venta libre que haga un prospecto, esto quiere decir que soy un promotor. En cambio una franquicia requiere una inversión de dinero (generalmente no son baratas), la cual el interesado puede usar la marca, productos y servicios como si fuese de él.

Por si no te quedó claro haré otro ejemplo, una afiliación no pide dinero, mientras que una franquicia si pide dinero.

Un caso práctico, WSI es una franquicia que se dedica al marketing digital, al beneficiado le da todos los elementos principales de la marca para que pueda vender y el trabajo lo hace la franquicia; muchos clientes creen entonces que WSI es una empresa grande y poderosa pero no, esta conformada por personas que pagaron el uso de la marca y que cuentan con el respaldo de la misma. Esto quiere decir que, WSI cobrará $100 USD por un servicio de creación de logotipo y el beneficiario cobrará al usuario final lo que el quiera, en este concepto todos ganan.

Una afiliación te ofrece un cierto porcentaje si logras vender sus servicios o productos, pero no te da ningún elemento que indique que tu eres parte de la empresa.

Ahora que ya tienes claro la diferencia entre franquicia y afiliación, cuando te ofrezcan una afiliación disfrazada de franquicia, sabrás defenderte.

Esperamos que sigas leyendo nuestro blog, ya que semana a semana irás aprendiendo cosas muy interesantes del mundo de negocios que pueden cambiarte la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *